Diseño Centrado en el Usuario



25.08.05

ud esta en>home>bitácora de clases>clase5

Clase nº5

21 de julio del 2005

Por que construir páginas sencillas

Aunque el auge de la usabilidad es reciente, debido sobre todo a la difusión de la obra del "gurú" Nielsen, que recoge como uno de los principios fundamentales el diseño minimalista, lo cierto es que esta disciplina ha existido desde hace tiempo, aunque con otros ropajes. Nos estamos refiriendo a la Ciencia de la Interacción Hombre-Ordenador ("Human Computer Interaction").

Este cuerpo de principios continúa aumentando a medida que se realizan nuevas investigaciones y continúan generándose nuevos resultados. No podemos esperar que las guías de diseño y las directrices nos resuelvan todos los problemas.

Pero veamos ahora cómo podemos usar los resultados de la HCI en una tarea aparentemente tan prosaica como es el diseño Web. A continuación resumimos los principales resultados de la investigación en una serie de consejos que conviene tener en cuenta.

Páginas a rebosar...

¿Cuantas veces hemos perdido tiempo buscando una información importante entre todo el texto y los gráficos de una página?. Ello sin tener en cuenta el esfuerzo mental que supone y la posibilidad de que cometamos un error y pasemos por alto nuestro objetivo.

Lo diseñadores paracen sufrir de una especie de "horror vacui" que les obligar a rellenar cada posible hueco, quizá porque piensen que su presencia es un signo de falta de elaboración. Pero han de tener en cuenta que un usuario no va a visitar sólo su sitio Web, sino que si se deja caer por él, debemos facilitarle la tarea y permitirle decidir rápidamente si tenemos algo que le interesa y tener claro qué es. Además, la carga de páginas "pesadas", sobre todo si tienen imágenes, es un lastre para la percepción positiva que pudiera tener su visitante.

En varios estudios, algunos de ellos de la NASA, se ha calculado que el porcentaje óptimo de pantalla activa no debe ser mayor de un 20 a un 60 % . Claro está que estos resultados se obtuvieron con pantallas estáticas sin posibilidad de scroll.

Si en las pantallas de información táctica sólo se presenta la información estrictamente necesaria para llevar a cabo la tarea y de la forma más sencilla posible, ¿por qué no hacer nosotros lo mismo?.

En resumen, es recomendable usar el menor número posible de elementos por pantalla. Si hay elementos que no va a necesitar todo el mundo, es mejor no presentarlos y darlos sólo bajo demanda.

Estas recomendaciones se vuelven primordiales cuando nos movemos a un entorno en que los recursos de visualización son más limitados, como WAP o PDA.

Lo sencillo es difícil de crear

Bien, ya me he convencido de que cada pantalla no debe estar muy cargada, pero ¿cómo lo consigo, sobre todo si tengo mucha información que enseñar?. La respuesta es: eliminando elementos superfluos y agrupando la información. Se trata de presentar cercanos los elementos más semejantes, lo que garantiza además su rápida localización, dado que la página tendrá una estructura visual agradable y efectiva. Para ello hemos de solucionar las siguientes cuestiones:

• Número de agrupaciones y qué agrupaciones: Este es un problema de arquitectura conceptual. Se trata de encontrar la mejor categorización que permita una representación efectiva. Para llo cada grupo debe ser significativo, y el número de grupos y de elementos de cada grupo debe ser adecuado, ni muy pequeño ni excesivo.

• Formato: ¿Cómo se van a diferenciar los grupos de información entre sí?. ¿Separados por espacios en blanco?, ¿con bordes?, ¿con colores?, ¿con una combinación de los anteriores?. Hay tanto factores que pueden interactuar que quizá lo mejor sea realizar varias propuestas y seleccionar la que mejores resultados proporcione para a tarea, pero en general el agrupamiento físico suele ser el que mejores resultados proporciona.

Benchmarking

Herramienta de gestión que basa su metodología en la identificación de las mejores prácticas para utilizarlas como referencia. Consiste en un proceso sistemático cuyo objetivo es evaluar, comprender y comparar procesos operativos, productos y/o servicios propios, con aquellos relativos a prácticas reconocidas como más eficientes y líderes. Fundamentalmente se aplica para la mejora de procesos ayudando a la toma de decisiones que apoyen acciones encaminadas hacia su mejora.

>ir a clase6>


Home | GD | W3C | Escuela de Arquitectura y Diseño PUCV [e.ad] | mapa del sitio

Ultima actualización 17 de Agosto del 2005