cuarta clase

organización de contenidos de un sitio

La organización de un sitio, es decir el modo como está construido, es reflejo de un estudio previo, el estudio de la usabilidad del sitio. En él no se entienden subjetividades, sólo datos y objetividad.

El benchmark

Benchmarking es el proceso continuo de medir productos, servicios y prácticas contra los competidores más duros o aquellas compañías reconocidas como líderes en la industria. Es recomendable no analizar, en el caso de benckmarking de sitios web, no comparar más de 5 sitios.

Los criterios de benchmark

Ser y parecer: Ver sitios de la competencia directa. Sería algo ridículo si al querer construir un sitio para el negocio de la esquina lo comparáramos con el de una cadena de supermercados.

Facilidad de navegación: ¿Hay claridad en el proceso de compra? ¿Se encuentran los diferentes productos con facilidad?

¿Hay suficiente ayuda?

Arquitectura de la información

A partir de las conclusiones sacadas del análisis de mercado, podemos extraer criterios para la construcción de la página web. En este punto entra en juego el proceso organizar los contenidos, la arquitectura de la información.

La acción fundamental que el sitio se propone, el verbo del sitio (una casa comercial vende, google busca, etc.) se logra conjugar mediante las unidades discretas que componen la página.

Ordenar estas unidades discretas da como resultado un árbol de navegación. En él pueden identificarse las características en común que poseen diferentes unidades discretas, y enlazarlas. A partir del mapa de navegación llegamos a los wireframes, dibujos del contenido del sitio.